domingo, 29 de noviembre de 2009

¡Paco al ataque! O sea, Pacatack

Y el "atack" ha sido bestial. Me explico. La salida de hoy ha sido lo más duro, subiendo y, ¡¡lo más difícil, bajando!! Yo, ahora mismo, mientras escribo esto, estoy "muerto". Y, para explicarlo, mejor os digo el recorrido y pensáis si, realmente, ha sido duro o no. Porque, últimamente, estamos "rácanos" con las fotos y alguna, bajando por la trialera del Mortirolo o la del Sot del Pi de la Mitja Hora -¡vaya nombrecito!-, habría sido espectacular. ¿No hay fotógrafo en esta Penya?

A las 8:00h hemos salido Antonio, Pacatack, Xavi, Albert, Emili, Alberto, Joan, Jordi, Paco y Antonio, con Agus y Cuñao que han hecho su ruta alternativa, y Manel, que nos lo hemos encontrado en la Sargantana y ha hecho un tramo con el resto. El recorrido ha sido: RENFE-Carretera de Esplugues-Institut Sant Just-Can Gelabert-Bosquecillo difícil (1ª TRIALERA)-Explanada La Salut-Penya del Moro por la cara de la rampa del 19%-Sendero de la Penya del Moro (2ª TRIALERA)-Rampa del 25% de Can Messeguer-Medio Mortirolo-Trialera del Mortirolo (3ª TRIALERA)-Sargantana-Mas Pins-Sendero de la central eléctrica de Santa Creu (4ª TRIALERA)-Santa Creu d'Olorda-Trialera del Sot del Pi de la Mitja Hora (5ª TRIALERA)-Mortirolo-Coll de les Torres-Sendero paralelo del Poni (6ª TRIALERA)-Turó d'en Cors-Plaça Mireia-Esplugues-Can Clota-RENFE. En total, aunque en el diagrama que os pongo no se refleja ya que perdí varios tramos, 32,3 km a ¡¡11,3 km/h!! y 1.282 metros de desnivel positivo acumulado. ¡Un palizón, con dos Mortirolos, la subida a la Penya por el lado más duro y una Sargantana! A lo que hay que sumar las trialeras que, lógicamente, han hecho que la media haya sido baja: la dificultad técnica de las bajadas y el tremendo desnivel de las subidas no permiten alegrías en el aspecto de la velocidad. ¡Pero el disfrute, las risas y el buen ambiente han sido altos!



La verdad es que era una incógnita la ruta que nos había preparado Pacatack, nuestro recién incorporado a la Penya. ¿Salida de "germanor", subidas por pista sin parar, bajadas vertiginosas, trialeras? ¡Ha sido de todo menos de lo primero, porque ritmo de "germanor" ha habido poco! ¡Qué ritmo, qué cuestas y qué trialeras! ¡Y, encima, hemos llegado "fundidos"! En pocos días he tenido tantas ganas, como hoy, de meterme ese bocata entre pecho y espalda y esa "clarita" en el Depor. ¡Paco: estás despedido!

Bromas aparte -y han habido muchas con nuestro jefe de ruta-, y en serio, he de decir que la ruta ha sido fenomenal. Variada como pocas, aunque he de decir que, al menos en mi caso, y últimamente, hacemos pocas trialeras y eso hace que la técnica se pierda y que el pie en el suelo sea el recurso más utilizado, aunque creo que Jordi, Pacatack y Xavi no dicen lo mismo: ¡cómo bajan los susodichos! Toni y Tomàs: hoy habríais disfrutado como "enanos" con lo que os gustan las trialeras.

Me explico. Tras la reunión de todo el plantel y, tras pasar por Can Gelabert y su pasarela, al entrar en Collserola, Pacatack nos mete en el sendero-trialera difícil de subida hacia La Salut. La verdad es que, en todo el recorrido, se ha hecho difícil hacer técnica ya que, al no llover, las bicis no se agarran demasiado -al menos en mi caso-. Al acabar, en vez de ir hacia La Salut, nuestro jefe de ruta de hoy nos mete ¡por en medio de la montaña! hacia la subida dura hacia la Penya del Moro. ¡Empezamos bien! Ya me temo llegar, como así fue, "muerto" a casa.

Pero, tras coronar la Penya, ya me temo lo peor de Paco: ¡al sendero de la Penya con la subida final de Can Messeguer! Una subida de unos 50 metros sólo, pero que hay que hacer con plato pequeño y todo el cuerpo hacia adelante. Menos mal que estábamos al principio de la salida. Si es al final, ni intento subir. Os recuerdo a todos que es una rampa al 21% de media con varios picos del ¡¡23%!! Y, encima, tras superarla, tienes una rampa hacia la pista de la Penya al Mortirolo que, también, "pica hacia arriba". Por supuesto, la hicimos tranquilos y recuperando un poco. ¡No me quiero imaginar haber hecho toda la ruta a "toda castaña"!

Medio Mortirolo a continuación, con Pacatack, Jordi, Emili, Antonio y un servidor "dándolo todo", como dice Emili. Y, casi sin respiro, y tras muchos años sin hacerla, ¡la trialera del Mortirolo! Os pongo el gráfico de situación de la misma, por si os animáis alguno. Está situada a unos 20 metros antes de coronar el Mortirolo y, aunque su primer tramo es fácil e, incluso, en subida, tras pasar las dos torres eléctricas que lo bordean, cerca del Turó de la Qüestió, empieza una trialera tremenda, difícil, con mucha piedra, raíces y varios árboles atravesándola. Ni que decir que, al menos esa parte, requiere mucha habilidad, menos para Jordi, Pacatack y Xavi que, desde que empezó ese tramo, ni se les vió. La parte final ya es más sencilla y llega al inicio de la Sargantana, donde nos encontramos con Manel, que se habían unido a Emili y Albert que habían decidido no hacer la trialera. ¡Grandes recuerdos, por mi parte, de cuando la bajaba casi entera! En fin, con los años....ya se sabe.


La trialera del Mortirolo. Donde pone Coll de les Torres es donde se corona la subida del Mortirolo. El final de la trialera te deja, casi, en el inicio de la subida de la Sargantana, por el lado de la Torre del Bisbe

Subida tremenda por la Sargantana. Los gritos de "Pacoooooo, ¡ca......!" eran ya audibles por toda Collserola. ¡Vaya tute nos estás dando! Lo que no sabíamos, todavía, era lo que nos esperaba. A Jordi aún le vimos un poco el pelo en la primera parte de la subida, pero, a partir del poste, ¡adiós muy buenas! Después, Pacatack y yo; y, un poco más tarde, no mucho Emili y Antonio. Y, tras la reunión con todos los valientes -¡porque la salida de hoy era para valientes!-, sendero-trialera entero de la central eléctrica, a gran ritmo y finalizando por el lado del muro, en vez de la rampa, ya llegando a la central, con más de un susto. ¡Tremendo este Pacatack: ya te pongo como nuevo GPS de la Penya! O sea, el GPS Pacatack, de venta en la Penya BTT Canigó.

¿Por qué digo esto? Aparte de lo que llevábamos, que denota que se sabe Collserola al dedillo, nos ha introducido hoy, por una nueva trialera que no habíamos hecho nunca, muy cercana a la Trialera del Camino del Silencio: la trialera del Sot del Pí de la Mitja Hora (lo llamaremos "la del Pi", a secas. ¿Vale, compañeros?). Es una pista de unos tres metros, pero totalmente surcada de piedras de un lado a otro y, en su tramo central, realmente difícil. Incluso Jordi ha puesto el pie más de una vez en el suelo. Le he comentado a Pacatack la pena de haber perdido, excepto en algunos casos, la técnica necesaria para hacerla, porque, realmente, es espectacular, aunque, sin duda, junto a la del Mortirolo, hay que hacerla con una doble. Con la rígida sería irse al suelo, sin duda.

La trialera del Sot del Pi de la Mitja Hora, que te deja en la pista larga del Mortirolo, cerca de Can Ferriol

¿Ya terminamos, Paco? ¡No! Al Mortirolo. ¡Y entero, aunque había alguien que decía que sólo hasta la mitad! ¡Esas eran las ganas de seguir pedaleando! O sea, Paco: ¡que queremos ir a almorzar y ya! Pero no. Yo, al menos, creyendo que era solo hasta la mitad, me lanzo a "cuchillo" a por Pacatack, Jordi y Antonio, que iban por delante. Pero, tras alcanzar a Antonio en el poste, Pacatack me dice que hasta arriba. ¡Lo mato! Pero, ¡si ya no me queda más gasolina! No sé ni como llegué arriba, aunque me pude recuperar un tanto.

Jordi, como siempre, fenomenal. Se me olvidó -¡con el ritmo que llevas no se puede ni hablar contigo!- saber como estábais en casa. Espero que recuperados y con ganas de seguir adelante, que es adonde se debe mirar. ¡Animo! Antonio, ¡tremendo! Vaya cambio en tu estado de forma. Espero que, junto a Rosendo -¿dónde te metes, compañero?- y Andrés, salga ese proyecto que es la Titan Desert 2.010, que debéis hacer, sin duda, representando a la Penya por todo lo alto. De Emili, decir que, por fin, te veo recuperado. Gran primera subida conmigo en el Mortirolo. Veo que la situación con la familia va a mejor y me alegro de que eso te permita salir con la Penya y disfrutar de las salidas. Joan y Paco, "xino-xano" pero sin parar ya que la salida de hoy ha sido realmente dura y lleváis poco, últimamente, encima de la bici. Xavi, fenomenal, a pesar de la maldita rodilla ya que, en mi caso, no sé si podría y, por ello, doy gracias a que me sigue funcionando. Pero, por otro lado, acertadas palabras que tuviste en el comentario del "post" anterior": lo importante, siempre, es salir a disfrutar con los amigos. El estado de forma es secundario. De Albert, ¡qué decir! Después de tantos años "dándonos cera" y soportando que nos "machacases" día tras día, sobre todo esos miércoles entre semana, me alegra ver que vuelves, tras esos problemas que espero superados, a hacer estas salidas de BTT que tanto nos ayudan a todos.

¿Por qué me enrollo tanto en el plano emocional? Porque, de paso, durante los pocos respiros de la salida, nos hemos acordado de nuestros Ramón y Fernando. ¡No valen excusas! ¡Os queremos de vuelta en el grupo -una vez recuperados, claro está-! Al ritmo que sea, o aunque solo sea en el almuerzo o compartiendo unos pocos kilómetros: ¡seguís siendo miembros de esta Penya! ¡Un abrazo de parte de todos y a superar esos graves problemas cuanto antes! ¡Animos!

Tras el inciso necesario y que he querido plasmar en nombre de todos, sigo con la "machacada" de Pacatack, digo, perdón, la ruta. No tenía bastante Paco con todas las trialeras y senderos. Había que hacer el sendero paralelo de la carretera, antes de rematar por ¡el sendero del Turó d'en Cors y el sendero de la capilla del Turó! Yo ya no podía hacer ningún sendero más. Ya que, además, en vez de bajar por pista hacia la Plaça Mireia, se decidió ir ¡por los senderos laterales de la misma! Senderos que son en forma de tobogán, con lo que no os comento las rampas de subida ni los porcentajes de los mismos. ¡Yo solo miraba al suelo y soñaba con un bocata de tortilla!

Llegamos a las 11:00h a Plaça Mireia y, por la premura de tiempo, fuimos a desayunar al Depor donde nos unimos a Agus y Cuñao. Buena tertulia, gran bocata -que hoy apetecía más que nunca- y buenas risas. Pacatack: ¡dijimos de ti de todo menos guapo, je, je! Yo, de ti, no miraría el "chat" del "blog" en unos cuantos días, je, je. En fin, en serio, gran ruta y gran conocimiento de Collserola, que, al menos en mi caso, junto a la ayuda de Jorge, me viene fenomenal para que, con vosotros dos, seamos más GPS en la Penya. ¡Que falta nos hace!

domingo, 22 de noviembre de 2009

Gran salida (en número y en calidad)

¡Y qué lo digas, título! No se puede acertar más con el paréntesis que nos indicas. Y es que hoy, nuestro jefe de ruta, Jorge, se ha marcado una salida que nos ha gustado a todos y que me ha recordado alguna salida de hace años, cuando nos podíamos "relajar" físicamente -si es que se puede con los "máquinas" que tenemos en el grupo- observando a los demás bajando un sendero o una "bañera" complicada, ¡esperando -¡qué malos somos!- alguna caída! Aunque, eso de relajarse físicamente.....¡mejor lo dejamos! Es realmente imposible cuando Toni, Ramón y Jordi se lo proponen.

En cuando al número, ¡hacía varias salidas que no nos juntábamos casi toda la Penya! Hoy hemos salido Albert, Alberto, José Luis, Emili, Antonio, Paco, Paco Lapierre, Pacatack, Jordi, Toni, Jorge, Carlos, Ramón, Rosendo y Andrés, a los que hay que sumar Cuñao y Agus que salieron por su cuenta. ¡17 componentes ni más ni menos! ¡Casi todos! Como se dice en catalán: "feia goig!"

La ruta ha sido: RENFE-Carretera Esplugues-Institut Sant Just-Can Ristol-Coll d'en Solanes-Mortirolo de bajada-Torre del Bisbe-Can Ferriol-Cementera-Pista de Castellciuró-Bañera del Cuñao (Can Bofill)-Sendero/trialera de la Font del Marxant (¡lo bautizamos así! ¿Vale, Jorge?)-Turó de Sant Quirze-Pista de Can Tintorer a Can Portell-Santa Creu d'Olorda-Sendero de subida de la torre eléctrica-Carretera de Molins-Can Pasqual-Can Castellví-Can Cuiàs-Turó d'en Cors por carretera-Plaça Mireia-Can Clota-RENFE. En total, aunque el gráfico que os pongo no lo refleja, han sido 35,2 km a 14,8 km/h y 1.010 metros de desnivel positivo acumulado. Parece poca media, pero es que Jorge nos ha "regalado" con un nuevo sendero, muy divertido y largo, que nos ha hecho disminuir la media, entre parones, comentarios y menor velocidad, claro.


¡Igual no se ve muy bien! Ya os lo pondré mejor otro día. Es de un programa llamado "Sportrack". Nos indica, por un lado, los datos generales y por otro, aparte del mapa y el perfil, el tanto por ciento de la ruta en subida, llano y bajada. ¡Una pasada!

Tras ir recogiendo a todos en sus respectivos lugares y formar el pelotón de 15 unidades -¡ostia, parece un reportaje de una etapa de la Vuelta!-, y una vez pasado Can Mèlic, ya subiendo, con los "máquinas" Toni, Jordi y Ramón apretando con Andrés, Pacatack y Paco Lapierre sufriendo para seguirlos, un segundo pelotón a ritmo medio y el resto, un poco más atrás, hacíamos lo que podíamos por seguirlos, aunque, en mi caso, estar cerca de Jorge, que era el jefe de ruta, me hacía ir tranquilo. ¡Tremenda subida por asfalto hasta la cadena del Coll d'en Solanes, cerca de la Penya del Moro! ¡Ahí ya iba tocado! Era una subida que hacíamos, hace años, los más veteranos de la Penya, de bajada para regresar a casa, hasta que, un buen día, no sé si recordaréis, un perro se lanzó hacia un antiguo miembro de la Penya y, casi, tuvimos que aguantarlo para que no se comiese ni al perro ni al dueño de la bestia. ¡Qué recuerdos!

Pero, me dejo ya de nostalgia. Aunque hoy Albert y yo, hasta que él ha tenido que regresar por problemas de tiempo, hemos comentado varias cosas. ¿Y cómo hemos podido hablar? ¡Es que como es imposible seguir el ritmo de los "chavalotes", nos dió por ello! Pero, tras llegar al Coll y hacer la bajada del Mortirolo, empalmamos con la subida por el tramo más duro, pasado Can Ferriol, para ir hacia la cementera y, claro está, dejamos de hablar. La frase, típica de Xavi: "No puc parlar!" estuvo en boca de Albert y mía. Tras la bajada hacia el desvío de la pista de Castellciuró, José Luis y Albert se despidieron (¡un placer, Albert, después de varios domingos!) y el resto, bajo una fuerte lluvia, que, por suerte, paró en cinco minutos, nos dirigimos hacia...¡la bañera del Cuñao!

Hoy, la verdad, y no miento, tenía intención de probarla, para que me quitasen la etiqueta de......¡bueno, ya lo sabéis, ostras! ¡Para qué repetirlo! Pero, la lluvia, las ruedas mojadas, el freno de disco mojado dándome algún susto y, por qué no decirlo, ¡¡el "acojone" de alguno más!!, me lo impidieron. Los "cracks" de las bajadas, por supuesto, con Ramonet a la cabeza, pasaron como si tal cosa. Hoy, por cierto, mal para todos: ¡no hemos hecho ni una sola foto!

Salida por Can Bofill y, nada más entrar en la pista hacia Santa Creu desde Castellciuró, Jorge nos invita a.....¡¡subir por en medio de un bosque!! ¿Hay algo ahí, Jorge? Sí, lo hay. Y fue, sin duda, lo mejor de la salida. ¡Chapeau, Jorge! Es un sendero que hay desde el cruce de la pista de Can Bofill con la pista de Castellciuró a Santa Creu, que se inicia, tras salir de la de Can Bofill, prácticamente en línea recta a ella y que, tras subir un espaldón, atraviesa todo el Vall de Sorgues, cerca de Molins de Rei y que, tras finalizar, pasa por la Font del Marxant, que está al lado de unos huertos lindantes con la pista de subida hacia Can Tintorer. Tramos de subida con piedra y raíces, tramos trialeros sin demasiada dificultad, otros más complicados por el desnivel y, en el caso de hoy, por el agua que ha hecho que nos llevásemos algún susto -algunos, porque los "cracks" del descenso como Rosendo, Pacatack, Toni, Jordi y Ramón los han hecho como si nada- y, todo ello, en sendero largo, de casi 2,5 km. ¡Genial! Ha sido, sin duda, y unido por las risas que nos hemos hecho en alguna pendiente, viendo quién era quién y quién no, lo mejor del día. ¡Hay que repetirlo en seco! Desgraciadamente, justo en ese tramo, mi GPS ha decidido no "enrutarlo" y no lo ha grabado en su totalidad. Aún así, os pongo el plano para que os hagáis una idea, junto a los nombres que os he dicho, de dónde está situado. El tramo en forma de "V", que está en línea recta, de color negro, es la zona donde está la trialera, aunque no ha quedado marcada debido a la pérdida de señal.



El resto de la ruta: ¡A sufrir! Hemos bajado por pista hasta Can Tintorer y, tras evitar el desvío hacia Sant Bartomeu de la Quadra, ¡pista de subida hacia Santa Creu pasando por Can Portell! ¡Desniveles de hasta el 16%! Ni que decir que, aparte de los "cracks", Andrés ha aprovechado mi salida del viernes para "fundirme". ¡Bribón! Pero, he subido dignamente junto a Emili y Antonio, que, cada día que pasa, los veo más entonados. Sobretodo a Emili, que con su nueva Specialized Epic blanca ha sido la envidia de hoy. ¡Pedazo de máquina que te has comprado! Acabo de verla en la "web" de Specialized y la comentan como una bicicleta muy segura para las bajadas y cómoda para la espalda. ¡Gran acierto, compañero! De Antonio, ¿qué decir? Cada día que pasa estás más fuerte. A ver si esa idea que tienes en común con Andrés, la Titan Desert -¡eso son palabras mayores!-, sale y os motiva.

Tras reagruparse en Santa Creu, hacemos la trialera difícil de la central eléctrica, donde Andrés nos demuestra que, hoy, realmente estaba "gafe" ya que ha tenido varias caídas y bajadas de la bici, ¡todas en subida! ¿Qué te pasaba hoy, crack? Incluso, para que no te quedases solo, Pacatack decidió caerse...¡en parado! Por cierto, calidad humana y ciclista que tienes y no es hacer la "pelota". Sin duda, ¡bienvenido a la Penya y que la disfrutes! Tomo nota de tu propuesta para hacer la Anbaso. En diciembre, cuando coloque el apartado de "Objetivos 2.010", actualizaremos ese tema y añadiremos otras nuevas propuestas en lo que se refiere a las pedaladas en que la Penya estará representada.

Ya en Can Pasqual, nos dirigimos a la casa rosa (Can Castellví) para, tras bajar la trialera de Mª José -¡creo que ha sido la única que ha bajado completa hoy, je, je!-, nos hemos encontrado, en Mas Sauró, con la Cursa a pie por Collserola. ¡Vaya cracks! 16 kilómetros por montaña corriendo, con fuertes desniveles. ¡Y no llevaban mal ritmo!

Nos reagrupamos para hacer la subida final al Turó d'en Cors, por carretera. Ahí se me ha ocurrido "sufrir" con Pacatack, Ramón y Jordi. ¡Para que lo habré hecho! A pesar de que les he respondido -o ellos me han dejado-, he acabado de desear el "bocata" del día con más ganas que nunca. Lo dicho: ¡no se les puede ni toser! Después, un grupo se ha quedado en Plaça Mireia y el resto hemos bajado, por cuestión de prisas, al Depor. Pero, lo más importante es que hemos salido en bici, hemos disfrutado, nos hemos reído, hemos sudado y hemos hecho Penya.

Para acabar, en la reunión más numerosa, en Plaça Mireia, se ha propuesto el día 18 de diciembre para la Cena de Navidad de la Penya. Antonio propone un restaurante conocido por él: el Racó de la Vila, que podéis ver, para opinar y demás, en http://www.racodelavila.com/. Os abro una "barqueta" para os vayáis apuntando, al igual que cuando se hace una Pedalada y ya se verá.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Cuatro "leones" y un "minino" en la Costa Fustera

El título hace justicia....¡digamos a medias! Ya que el "minino", también, se ha dado una buena "paliza", aunque los "leones".....¡¡tremenda siesta se habrán hecho!! Pero, mejor lo explicamos.

Hoy tocaba la penúltima Pedalada de la temporada (la última será la Collserola-Nou Barris). O antepenúltima, ya que, creo, algunos componentes de la Penya se citarán el próximo domingo para hacer la Prehistórica en La Roca del Vallès. Pero, eso será otro día. La de hoy ha sido la "tremenda" Costa Fustera, en Sant Climent de Llobregat. Y, aunque no puedo certificarlo personalmente, Toni me ha dado todos los detalles y, sin duda, la conclusión es que ha sido TREMENDA. Así, en mayúsculas.

Tomàs, Toni y Alberto nos hemos citado a las 7:00h en la Rambla Marina para ir hacia Sant Climent, al efecto de llegar con un poco de calentamiento al inicio de la Pedalada. Pero, ¡el efecto ha sido el contrario! La primera cuestión ha sido que Tomàs venía sin dorsal. ¡Pero, chatooooooo! Total que el calentamiento se ha convertido en ir hacia Sant Climent a "mata caballo" a más de 30 km/h por el río. La segunda cuestión es que, al menos en mi caso y eso que llevaba el maillot de entretiempo, hemos sudado de lo lindo por culpa del calor. ¡¡22 grados ha marcado a media mañana!! De todas maneras, en menos de 40 minutos nos hemos hecho los 12 km que separan L'Hospitalet de Sant Climent, y eso que hemos subido el pequeño puerto de 4 km que hay desde Sant Boi hasta el inicio de la Pedalada.

Mientras Tomàs buscaba su dorsal, Toni y yo "calentábamos" en la cafetería de la Plaza del Ayuntamiento, tomándonos un zumo. A las ocho menos cinco, nos dirigimos a la salida, nos cruzamos con Javier, el hermano de Antonio, y, ya en la pancarta de salida, con la presencia de unos 200 ciclistas, nos encontramos con Antonio y Paco. Por supuesto, nos hicimos la foto de rigor.

Paco, Toni, Tomàs, Alberto y Antonio en la salida de la Pedalada Costa Fustera. ¡Dedicada a tí, Jordi!

La salida de Toni....¡no la cuento porque no la vi! Ya he dicho muchas veces que, tanto él como Jordi y Ramón, están en otra órbita. Todavía no hay clasificaciones, pero hacerse 52 km con 1.800 metros de desnivel, ¡¡en menos de tres horas!!, y llegar entre los 15 primeros, lo dice todo. Lógicamente, en otro escalón estábamos Antonio, Tomàs y yo y, un poco más atrás, Paco.

Tras un par de kilómetros de ida y vuelta hacia Viladecans, por la carretera, para estirar un poco el grupo, nos dirigimos a la tremenda subida del cementerio, pasada la zona de Can Riera Nova, donde se empezaron a ver varios ciclistas a pie. Por culpa de ellos, tras adelantar a Antonio, adelanto, a su vez, a Tomàs, que no tuvo más remedio que poner pie al suelo ante el tapón, mientras que yo pude aprovechar un hueco. Pasado el cementerio, empezamos la subida a la ermita del Remei, con unas rampas superiores al 20%, en sus temibles herraduras, y, allí, en la segunda de ellas, tuve un aviso en el isquiotibial izquierdo, que tengo un poco tocado. Si tenía dudas sobre hacer la larga, se me disiparon del todo, pero, además, no tuve más remedio que dejar de "disputar" -iba a tope, pasando a muchos ciclistas-, si se puede decir así, la corta, ya que decidí, para evitar males mayores, bajar el ritmo.

Tras terminar los toboganes que dirigen al Puig d'Endí, cogimos un desvío, por una trialera magnífica, sin demasiada dificultad, que nos llevó hacia el Tábor y sus impresionantes toboganes. Allí me pasó Antonio, que llevaba un buen ritmo, -sé que tanto él como Andrés y Toni se quieren preparar para algo grande: la Titan Desert o la Pedals de Foc; ¡envidia me dáis!- y me despidió con ánimos. La bajada del último, con un desnivel que marcó mi GPS del ¡¡33,1%!!, nos llevó al sendero de regreso hacia la Serra d'Endí, en donde se unió a mí Tomàs.

El sendero de subida no era muy duro, pero se complicó con varios árboles caídos. En uno de ellos se enganchó Tomàs, sin consecuencias. Pero, ¡¡tenía que haberme parado a hacerte la foto, compañero!! Y, sin abandonar el sendero, se convierte en trialera. Me deja Tomàs -ya sabéis cómo baja, ¿no?- y, al finalizar el mismo, llegamos al desvío de la corta, con su avituallamiento.

El resto de la corta, no tiene más comentarios que la subida, por Torrelletes, hacia Begues, para coger la trialera roja de las Roques del Barret. Allí decido poner un poco de ritmo para "ver" cómo funcionaba la pierna y, ante mi sorpresa, observo que me encuentro mejor. ¡Maldigo un poco no haberme recuperado antes del desvío aunque, visto lo que me ha contado Toni, mejor no haber hecho la larga!

Pasadas las Roques, un desvío nos hace bajar hasta Can Colomer por un sendero-trialera con mucha piedra. ¡Cómo odiaría un ciclista de carretera esta Pedalada! ¡No hay manera de coger ritmo en ningún momento! Y, por lo oído, en la larga aún fue peor...

Pasado Can Colomer, la pista de bajada hasta el cementerio y, luego, hasta Sant Climent, la hice a todo trapo, adelantando cuatro ciclistas y llegando a meta en la novena posición de la corta. Creo que nuestro Toni la habría ganado de calle...

Un trozo de coca, un par de estiramientos y, para no tener que aguantar las chanzas de los leones, me lanzo, como minino del día de hoy, hacia casa. Subida hacia Sant Boi, con un "casi intento subir Sant Ramón" dando vueltas por la cabeza, río Llobregat, Cornellà y L'Hospitalet. En mi caso, y en total, 48,2 km a 17,3 km/h y 1.071 metros de desnivel positivo acumulado, de los cuales 24,1 km y 890 metros de desnivel corresponden a la propia Pedalada.


El perfil de la salida desde L'Hospitalet. ¡La parte central, dura, muy dura! ¡Y eso que es el perfil de la corta!

Por su parte, ya os he dicho que Toni, Antonio, Tomàs y Paco han hecho la larga. Además, superToni se ha "cascado", junto a mí y Tomàs, 24 km más de ida y vuelta hacia Sant Climent. O sea que, en vista de la mala medición de la Pedalada, habrán sido unos ¡¡80 km de auténtica BTT!! ¡¡Leones de verdad!! Toni me ha comentado la dureza de la pedalada, doble para él ya que ha cometido el error -¡¡y eso que estabas avisado!!- de ir con la rígida. Hoy era un día clarísimo de doble, ya que, además de las trialeras y senderos, incluso las pistas estaban llenas de piedras y surcos, que hacían imposible coger el ritmo -estoy hablando, claro está, a partir del desvío de la pedalada corta con la larga, aunque en la corta ya os he explicado que ha sido igual-. Además, en la trialera larga de dos kilómetros, llena totalmente de piedras, ha sufrido una caída y ha tenido que acabarla caminando. Pero, lo peor de todo, y eso hay que ponerlo en el "debe" de la organización, tras el primer avituallamiento en el km. 14, ¡¡no había colocado ningún avituallamiento más!!

Claro está, y no solo Toni ha actuado igual, nadie de los que iban a disputar la larga, ha parado en el primer ¡y único! avituallamiento, pensando, lógicamente, que en los 40 km restantes habría alguno más. Toni me dice que ha llegado "fundido", sin agua y sin alimento alguno que llevarse a la boca, en la parte más larga y dura del recorrido y que ha tenido que renunciar a subir hacia Sant Boi para regresar a casa, haciéndolo, en llano y carretera, por Viladecans. ¡Mal para los Dracbikers! Valbuena se salva de la crítica ya que, únicamente, daba asesoramiento técnico y el entramado de la salida, pero, aún así, se podría haber comentado algo a los organizadores.

Aún así, ¡¡15º puesto aproximado para nuestro "máquina" de hoy!! ¡Muy bien, chavalote, pero pásate a profesional ya! De Antonio, Tomàs y Paco no sé nada. ¡Comentadnos como os ha ido, aunque sea en el "chat"! Y, para todos, ¡una más al saco! En mi caso, la última de la temporada, pensando en los nuevos objetivos ciclistas para el 2.010.

Cambiando de tema, además de no saber como ha ido la salida "oficial" de la Penya, ver con alegría que los lesionados (Jorge, Cuñao y Carlos) parece que remontan el vuelo y regresan con la Penya. ¡Me alegro! Por otro lado, ánimos para Ramón. A ver si ese puñetero pinzamiento lumbar te deja tranquilo. Como siempre te decimos, a pesar de las ganas que siempre tenemos para salir a pedalear, calma y recupérate. Ya verás que, enseguida, estás de vuelta. Al resto, ¡qué deciros! Nos vemos el domingo, ¿no? ¡Ya tengo ganas de algún almuerzo con Gandesa!
Pero, para finalizar, una mala noticia. que me ha dicho Toni esta mañana: Jordi y su mujer han perdido el niño que esperaban en la noche pasada. Como es lógico, no lo hemos visto hoy en Sant Climent, pero que sepas que todos te hemos dedicado la Pedalada. Un fuerte abrazo a los dos, estamos con vosotros. ¡Animos y adelante!

domingo, 8 de noviembre de 2009

Al Puig Madrona con un ojo puesto en la Costa Fustera

Y, por supuesto, como cada vez que nos dirigimos hacia el Puig Madrona, acabamos "muertos". Y es que el hecho de subir y bajar dos valles distintos hace que el desnivel positivo se acumule tanto en números como en nuestras piernas. ¡Y la verdad es que esos números asustan y han hecho mella en las piernas de todos!

Hoy, a las 7:30h hemos quedado el grupo de la Penya que queremos hacer la Pedalada Costa Fustera, en Sant Climent de Llobregat, la próxima semana y, por una vez, hemos "traicionado" al resto. ¡Traición, pero no abandono, que quede claro! Y, como se ha hecho algún día con algún objetivo concreto, al menos en el caso de hoy, era necesario salir temprano. Aún así, ¡justito ha ido el tema para más de uno para llegar a casa a "su" hora!
Pero, al grano. La salida ha estado compuesta por parte de Andrés, Antonio, Alberto, Tomàs, Paco, Pacatac, Paco Lapierre -¡Dios mío, cuanto Paco!-, Toni, Jordi y Ramón. Y el recorrido, realmente duro para ser BTT, ha sido -¡y eso que he tenido que recortar un tramo por el retraso acumulado!-: RENFE-Carretera de Esplugues-Institut Sant Just-Can Gelabert-Penya del Moro-Medio Poni Club-Containers de Can Pasqual-Trialera de Can Bosquets-Urbanización de Vallpineda-Can Modolell-Can Santoi-Can Castellví de la Rierada-Coll de Batllivell-Coll de Faura-La Salut de El Papiol-Puig Madrona-Les Escletxes-Can Amigonet-Salt d'aigua-Sendero de la Rierada a Can Castellví-Carretera de Can Castellví-San Bartomeu de la Quadra-Carretera de Molins-Turó d'en Cors-Plaça Mireia- RENFE. En total 48,5 km a 15,2 km/h y ¡¡1.542 metros de desnivel positivo acumulado!! ¡Bestial! Además, si podéis leer los datos de la salida -¡coged la lupa!-, los tramos de subida han supuesto casi el ¡¡49% de la ruta!!




El ritmo ha sido bueno, aunque, por supuesto, Jordi, Toni, Ramón y Andrés han ido casi todo el recorrido por delante, con el resto en un segundo escalón y no muy lejos de ellos y, por detrás Tomàs, Antonio y Paco, aunque sin desmerecer. ¡Chapeau para todos ya que se han comportado como.....LEONES, claro!

Al principio, tanto en la subida a la Penya como en la parte final del Poni Club, hemos ido agrupados, aunque ya se veía que Paco iba a sufrir un poco más que el resto. Eso sí, se ha portado como un campeón, ya que, nada más llegar él a cada zona de reagrupamiento, reemprendíamos la marcha y no se ha quejado ni una sola vez, con lo cual el retraso no ha sido grande. Aún así, ya veía que el recorrido previsto -sobre unos 15 km/h, para acabar a las 11:00h- no iba a ser posible para todo el grupo y, la parte final tuvo que ser sobre la "tediosa" carretera de Molins.

La trialera de Can Bosquets estaba difícil esta vez. Las últimas lluvias se han llevado parte del piso y, por ello, las piedras y las raíces estaban más "presentes". Aún así, había que ver como bajaban Tomàs, Jordi y Toni: ¡kamikaze, banzai! E, incluso, la zona del surco estaba complicada, pero, como siempre, lo compensa la parte central de la bajada, totalmente limpia y, pasando continuamente por "arcos" improvisados por los árboles. En algún momento parecía que se hacía de noche.

Llegando a Can Bosquets, empezamos la subida hacia Vallpineda ya con un ojo puesto en la zona de El Papiol, siguiendo el GR-96, prácticamente agrupados, ya que es una zona con muchos cruces y no queríamos que se perdiese nadie. Tras hacer la bajada de gravilla hacia el puente de la subida de la Siberia, pasando por Can Modolell y la zona de Can Santoi, con esas casas construidas, tipo hórreo, encima de la riera de la Rierada, para afrontar la durísima subida del Batllivell, corta, de unos dos kilómetros, pero realmente dura y dónde, claro está, perdimos de vista a los "cracks", por delante y, por detrás, a Antonio y, sobretodo a Paco, que ya iba sufriendo un poco.

Tras la reunión en el mismo Coll -donde había una Penya de unos ¡25 componentes! esperándose. No sé cómo se puede coordinar una salida de tal calibre, con lo que nos cuesta salir, a nosotros, todos juntos- nos vamos al ataque del Puig Madrona. Toni me pregunta. Le "acojono" un poco: que si es corta y dura, que si la rampa final del 18%, que si..... Me dice: "Vale, me reservaré un poco" y tras decirme esto, ¡sale escopeteado! ¡Estos "máquinas" van a acabar conmigo! ¡A ver si dejáis de ir a "spinning" todos los días, que os vaís a salir de la tabla!
Hablando de "máquinas", hoy, a Ramón, aunque bien al principio, se le ha visto flojo. Incluso en la carretera, le he pasado con cierta facilidad y eso que yo no iba fino. Pero, como todo, tiene explicación y es que nuestro Ramonet está "tocado" de la espalda. ¡Haznos caso! Un poco de reposo y trabajo de gimnasio y estarás a tope otra vez. De todas maneras, ¡¡imaginaos cómo es un Ramón "flojo"!!

La subida al Puig Madrona -que alguien ha rebautizado y, mejor no os digo como-, ni lo cuento. Fue girar en el cruce del sendero hacia Rubí, tipo herradura, y desatarse las hostilidades. Ya llevábamos 32 km y se notaba la carga, sobretodo, en cuanto al desnivel positivo acumulado, pero, aún así, Ramón -todavía estaba "fresco"-, Toni y Jordi, se subieron la parte final ¡hasta tres veces! mientras los "mortales" nos limitábamos a cumplir. Al menos, para poder recuperarnos un poco, decidí hacer la foto de rigor.


Alberto, Antonio, Paco Lapierre, Ramón, Andrés, Toni y Tomás, de pie. Agachados, Pacatac, Jordi y Paco. ¡Gran foto en Puig Madrona!

Antes de seguir, comentar que los que vamos a hacer la Costa Fustera estamos bien para realizarla, si alguien tenía dudas. Antonio, muy bien y eso que se pasó casi toda la ruta acompañando a Paco; yo mismo me he visto muy bien, a pesar de los 45 km que me hice el viernes; Tomàs, con bajón, pero cumpliendo -¡el domingo que viene estarás bien!- y los "máquinas"....¡qué voy a decir!

Bajamos a las Escletxes de El Papiol, a todo trapo, para ganar un poco de tiempo y, por ello, no pudimos hacer la trialera de Can Montmany, cerca de Rubí y subir por el Bosc dels Lladres, con la consiguiente consternación de Tomàs, que busca trialeras como un desesperado y que, además, tampoco pude hacer la Cua del Bacallà, prevista para hoy, por el "tijeretazo" que tuve que hacer por falta de tiempo. Ja es faràn un altre dia, company!

Subimos a Can Amigonet y, tras la espectacular bajada hacia el Salt d'aigua, decido acortar por el sendero de la Rierada hacia Can Castellví, donde fuimos serpenteando el recorrido de la riera, y la Penya pudo comprobar "in situ" que bajaba bien cargada de agua. ¡Que pena el frío, porque está para hacer nuestro recorrido acuífero favorito! Al menos, aproveché para hacer un vídeo en la bañera del sendero, que llamaremos "la bañera de la Rierada" a partir de ahora.


video

El resto, poco a contar en cuanto al terreno. Tocó la carretera de Can Castellví a Sant Bartomeu de la Quadra, empalmando, en el km 2, con la carretera de Molins, que nos hicimos entera: unos 9 km. Ahí se comprobó el fondo del personal. Toni y Jordi, imparables. Andrés, fenomenal. Y Pacatac y un servidor dándose "caña" mutuamente, con Ramón y Paco Lapierre sufriendo el asfalto.

Llegamos, los primeros, a Plaça Mireia, sobre las 10:55h. Jordi y Pacatac se van con prisa y Ramón, también. Antonio y Paco estaban muy lejos, ya que Paco estaba superando su límite, unido a un par de llamadas telefónicas que les obligaron a pararse. Ante el panorama, Toni, Andrés y yo decidimos bajar al Depor y enviar mensajes a Tomàs y Antonio. Pero, cuando nos enteramos que en Plaça Mireia estaba el grupo de la "salida oficial" de la Penya, con Emili, José Luis, Fernando y Xavi2 (ya nos contaréis como os ha ido), lamentamos muchísimo no habernos asomado. ¡El próximo día tenemos que comprobar si hay compañeros en Plaça Mireia y que el almuerzo sea completo!

Sé, por otro lado, que Jorge sigue con su recuperación y se ha hecho unos 40 km por el río y me comenta que, quizás, pueda salir el próximo domingo. ¡Amén! Además, Rosendo se ha hecho hoy la Pedalada del Montnegre, que hicimos una vez con los hermanos Prieto en el 2004. ¡Breve crónica y alguna foto, compañero!

Nada más. A ver si Cuñao y Agus nos dejan ver su pelo, Carlos se recupera de su lesión, Xavi y Joan pueden salir si el basquet se lo permite, Albert, lo mismo, pero el fútbol. Y, tras la Costa Fustera, reanudamos las salidas en común, que son nuestra salsa los domingos.

viernes, 6 de noviembre de 2009

Cosas varias y......¡Costa Fustera a la vista!

Llevamos más de una semana sin "post". Pero, ¡no pasa nada! La Penya sigue viva. Lo que sucede es que, entre entrenos en secreto (¡qué, Cuñao, Emili, Jose Luis, y otros: luego diréis que no habéis hecho nada en meses!) y "spinnings", más mi ausencia en las últimas rutas, han hecho que no se contasen las cosas. Resumiré entonces.


La primera noticia es avisar -que sé que alguno sale- que mañana, día 7, por la mañana, va a haber batida de caza de jabalíes en la zona comprendida entre el Mortirolo y la cementera. ¡OJO CON ELLO! Id hacia el Tibidabo o la Font Groga. He visto los carteles hoy, ya que, finalmente, por falta de tiempo, no he podido salir con la bici de carretera y he probado la BTT, que acababa de salir del taller por un problema con la suspensión delantera. He hecho 44,1 km a 14,7 km/h y 1.364 metros de desnivel positivo acumulado con la siguiente ruta: RENFE-Carretera Esplugues-Institut Sant Just-Poni Club-Containers Can Pasqual-Turó de Can Pasqual-Can Castellví-Trialera de Mª José-Sendero de bajada a Les Planes-Sendero de la Font Joana-Casa Joana-Centro de Información-Pista del Turó d'en Puig-Tibidabo-Trialera de bajada de la torre de Collserola-Vallvidrera-Pista de la Espinagosa-Can Cuiàs-Coll de les Torres-Bajada medio Mortirolo-Penya del Moro-Trialera del bosquecillo-La Salut-Mortirolo largo-Carretera Molins-Carretera del Tenis Sant Gervasi-Can Carbonell-Institut Sant Just-Carretera Esplugues-RENFE.


Sólo comentaros tres cosas de la ruta. Igual alguien sabe algo más. Da la impresión que van a asfaltar la pista de Can Carbonell para unirla con la carretera del tenis. Al menos, eso parece por la forma en que se está trabajando sobre ella. El Mortirolo y la parte final del Poni Club está "machacada" por el trabajo de los tractores. Y la última: ¡no me extraña que vaya a haber cacería mañana: me he cruzado con ¡¡tres!! jabalíes hoy! Uno en el sendero de la Casa Juana, que he ido a reconocer para ver si habían ya quitado todos los árboles -y no es así, aunque se puede pasar-, otro en la bajada hacia Les Planes y el último, cerca de la Torre del Bisbe.


No sé nada de la salida del domingo pasado. Bueno, no se puede contar siempre todo. Sin embargo, sé que la salida de este jueves con Xavi, Antonio, Andrés, Fernando y Albert fue tremenda. Andrés marcando y machacando a todos, aunque sé que los demás, también estuvieron bien, con Albert recuperando poco a poco su "temible" estado de forma. ¡Me da miedo volver a la salida de los jueves!


En cuanto a este domingo, finalmente, podré salir. Hemos quedado Antonio, Jordi, Toni y un servidor, a las 7:30h en RENFE, para hacer una ruta más larga, con ritmo medio -¡gracias por la propuesta, Antonio, ya que, después de mi paliza de hoy, meter ritmo alto....!-, de entre tres y tres horas y media (llegada entre 10:30h y 11:00 a Plaça Mireia para almorzar). Prepararé una ruta por la zona del Puig Madrona. ¡Hace tiempo que no vamos y hay que renovar esas fotos! De paso, haremos mucho desnivel que hará falta para la Costa Fustera (¿no se anima nadie más a ir el día 15 a Sant Climent?). Confirmad en el "chat" quién quiere venir de los anteriormente citados y, si alguien más se apunta, decidlo.



En el Puig Madrona. ¡Foto del año 2.006 con el fuego de Ullastrell al fondo!


Hablando de la Costa Fustera, recuerdo que Toni, Jordi, Antonio y Alberto saldremos, a las 7:ooh del día 15, desde la Rambla Marina, para hacer los 12 km que hay -yendo por el río- desde L'Hospitalet hasta Sant Climent. Una vez allí, tras recoger los dorsales, haremos la pedalada larga de 52 km y, tras tomarnos la butifarra, regresaremos por el río nuevamente a casa. En total: ¡76 km de BTT de la buena! Buena será.......¡la siesta que me daré!


El resto saldrán, como siempre, a las 8h en RENFE. Ya nos cruzamos mensajes en el "chat" para quedar para almorzar. Y el lunes, ¡a contarlo todo! Y que no quede otra semana en blanco en el "blog".