jueves, 30 de julio de 2009

Turó de L'Home

Hoy, para rematar la temporada y empezar a reconocer la siguiente, me he despedido a lo grande con una última salida antes de las vacaciones: El Turó de L'Home con la bici de carretera. Me he aprovechado de un día de fiesta en el trabajo, unido a que mis hijas están en Girona con su abuela y...¡me he lanzado! Eso sí, ya llevaba preparándolo toda la semana, con un buen descanso, buen alimento, buenas "claritas" y ¡un par de sesiones de "spinning", que mejor no hacerlas en septiembre! Y digo septiembre, porque, en principio, el día 6 -¡eso se llama empezar bien después de las vacaciones!- Jorge y yo vamos a hacer la Pujada al Turó de L'Home, que organiza el Club Ciclista Sant Celoni. De ahí el "reconocimiento" previo que he hecho hoy.




El Turó de L'Home visto desde Sant Celoni. No era día muy claro, pero se aprecia

Aún así, y más teniendo toda la mañana, lo he alargado un "poquito", que sobre el plano parece poco, y, los 50 km que haremos en septiembre -subida y bajada al Turó-, se han convertido hoy en algunos más, je, je. ¡Y qué unos!
video
El recorrido ha sido: Barcelona-Sant Celoni (¡en coche, claro!). Y el ciclista ha sido: Sant Celoni-Mosqueroles-Costa del Montseny-Turó de l'Home-Santa Fe de Montseny-Coll de Sant Marçal-Viladrau-Coll de Revell-Arbúcies-Breda-Gualba-Riells-Sant Celoni. 94,4 km a 20,8 km/h en 4h 32' y con 2.166 metros de desnivel positivo acumulado. ¡Duro, realmente duro ya que, según mi SportsTracks, he hecho un 48,1% del tiempo de pedaleo ascendiendo y un 26,8% llaneando!

Pero, aparte datos, lo mejor, como siempre con la "flaca", son las sensaciones. La tremenda satisfacción de subir un puerto como el Turó, considerado el más duro de Catalunya, y llegar arriba bien, ya que las terribles rampas de más del 17% de los últimos 6 km, a nosotros, los "btteros" no nos hacen daño -¡hombre, son 26,5 km de subida continua, hay que estar en forma!- en cuanto a fuerza y si regulas bien en toda la subida, no se te atragantan tanto. Para mi amigo Jorge: te comento los datos de la subida al Turó para que te hagas una idea: 26,5 km en 1h 56' a 13,6 km/h con 1.494 metros de desnivel positivo acumulado. ¡No te preocupes, que para septiembre, lo subimos sin problemas y en menos tiempo, seguro!

La subida desde Sant Celoni la empecé acompañado. Iba con un vecino del pueblo, de ¡48 "tacos"!, llamado Jaume. Nos hicimos compañía hasta La Costa, ya que tenía trabajo a las 12h. Me vino fenomenal ir con él -ya ha subido varias veces el Turó- ya que me informó de todo y más y me ayudó a llevar un ritmo adecuado -¡y no iba mal el "amigo"!-, ya que, con la "fina" es mejor no "pasarse" subiendo a ritmo BTT, que luego lo pagas. Ahí está la foto de nuestro paso por Mosqueroles.



Jaume, delante mío, al paso por Mosqueroles

Ya solo, decido apretar un poco más ya que iba muy bien y así sigo hasta Fontmartina y el centro de información de El Vilar, donde me hago unas fotos. A partir de ahí, un km más adelante, la carretera empieza a empinarse y me encuentro varias "herraduras" del 10-12% y me dedico a reservarme ya que no se sabe nunca dónde a a aparecer el hombre del "mazo". Eso sí, el ambiente, al haber salido a las 8:00h era fresquísimo, casi increíble para ser el mes de julio, y la carretera se adentraba en un bosque de robles y hayas que la hacían totalmente oscura. ¡Increíble tener este paisaje a 30 km de Barcelona! Y así, llego más o menos de una pieza, en el km 20 de la subida, a este espectacular mirador, llamado de les Goitadores, con una vista increíble de lo que se había subido hasta el momento. ¡Es mejor verlo, sin duda!



En el área de la Fontmartina. A partir de ahí, ¡lo más duro!


En el Mirador de les Goitadores: ¡la vista desde ahí es espectacular!

Justo al lado del mirador, empieza la subida. ¡Preparados, listos, ya! Respiro al ver que el primer kilómetro no es tan duro, aunque, eso sí, la carretera comienza a estar un poco estropeada, con algo de arena, varios baches y ramas. Eso lo hará más duro, aunque los "btteros" estamos acostumbrados. El único miedo era pinchar....

La alegría dura dos kilómetros, el km 3 es realmente duro, con porcentajes que varían entre el 13 y el 18%. ¡Se me hizo eterno! Eso sí, una vez superado, el cuarto era más asequible. ¡Ya está, dos km y arriba! Giro una curva a derecha y.....¡¡ostras lo que falta todavía!! Casi me doy la vuelta. Quedaban dos km y el Turó, como véis en la foto, se adivina lejos...muy lejos. Solución: miro al suelo y así no me deprimo.




El Turó a lo lejos. Todavía quedaban dos km. ¡No se acababa nunca!

Paso el puesto de control, donde ya, a partir de ese punto, no se puede aparcar, y encaro el último km, más suave, con varios piñones y alegría en el pedaleo y en el alma. ¡He coronado el Turó! Por supuesto, más fotos y un momento de respiro antes de continuar.


¡El Turó de L'Home, conquistado!

La bajada por el mismo sitio es peligrosa. Hay que tener mucho cuidado de no meterse en algún "agujero" y has de trabajar bastante con los frenos, pero llego al cruce de inicio de la subida sin novedad. Me encuentro bien de fuerzas -si me hubiese encontrado mal, habría regresado por el mismo camino y habría sido el final del "sufrimiento" ya que habría sido, literalmente, bajada continua hasta el coche-, y decido seguir con lo planeado, aunque me quedaban dos puertos y el llano desde Arbúcies hasta Sant Celoni -20 km duros con algún repecho corto-.

Empiezo a subir el Coll de Santa Helena con el bidón ya vacío, pero, tranquilo, ya que, después de coronarlo, se baja hasta el Pantá de Santa Fe de Montseny. Ya compraré Aquarius en L'Avet Blau o en el Santa Fe. El calor ya empezaba a notarse, después de haber hecho una subida agradable, y no era "plan" quedarse deshidratado, pero.....¡¡los dos bares estaban cerrados!! ¡Y, todavía, me queda la subida a Sant Marçal y la del Coll del Revell! ¡Hala, a sufrir! Decido comer más de lo previsto para compensar y pongo agua de la Font de Passavets, pero....


Foto en L'Avet Blau, al lado del Pantá de Santa Fe de Montseny. ¡Cerrado!

La subida de 7 km al Coll de Sant Marçal se me hizo dura. Dura por la falta de electrolitos -menos mal que con el agua iba "tirando"- y por lo acumulado, claro está. Pero, aún así, tras hacerme la foto en la Taula dels Tres Bisbes -dicha así por las reuniones que hacían en la Ermita de Sant Marçal los tres obispos del Vallès, La Selva y l'Osona en siglos anteriores en ese paraje que es, justamente, la unión de las tres fronteras de dichos Obispados- y en la entrada a la província de Girona, me lanzo en bajada hacia Viladrau y subo el Revell, dónde, por fin, pude repostar Aquarius.



La Taula dels Tres Bisbes, al lado de la Ermita de Sant Marçal. ¡Frontera espiritual!




Hoy me ha tocado pedalear en dos provincias: Barcelona y Girona. ¡Y en tres comarcas!: Vallès Oriental, La Selva y Osona

De ahí, por la comarcal paralela a la C-25, ¡¡momento José Luis!! ¡Cómo habría disfrutado nuestro compañero en esos 18 km de bajada hasta Arbúcies! Carretera sin coches, con varias curvas no muy complicadas donde podías "tumbarte" -yo no lo hice; yendo solo es "pecado"-. ¡Habrías disfrutado como un enano! Claro que, antes de ello, ¡hay que subirlo! Siempre se puede hacer una salida más corta, para poder disfrutar esa bajada.

Llego a Arbúcies y tras un repecho de unos 2 km empiezo a "llanear". Me encuentro bien y decido meter a tope el plato y mover esos piñones que el Compact te permite manejar. La llegada a la carretera de Granollers, tras pasar Breda -donde hice foto de su tremendo Castell de Montsoriu, colgado prácticamente de un turó- fue épica, aunque, tras pasar Gualba, ya tenía ganas de acabar. Llego al coche. Miro los datos y las fotos -os he puesto algunas y un vídeo; el resto de fotos que he hecho os lo he puesto en el Facebook para los que lo tengáis- y la satisfacción es enorme. ¡Repetiré, seguro, en septiembre, en la Pujada!




El castillo de Montsoriu, en Breda

Y, ahora sí, este es el último "post". ¡No me enrollo más, vale! ¡Felices, ciclistas o no, vacaciones de verano! ¡Hasta septiembre!

domingo, 26 de julio de 2009

Vacaciones ciclistas.....¿o no?

Hoy hemos hecho nuestra última salida "oficial". Y, como indica el título del "post" de hoy, empezamos las vacaciones ciclistas. O sea que nuestras bicicletas se quedan de vacaciones en nuestras casas. Aprovecharemos para repararlas, reparar nuestros cuerpos castigados por la orografía collserolana y premiar a nuestros estómagos con opíparas comidas. ¿O no?

Digo esto, porque los miembros de la Penya que hemos salido hoy, al parecer, no van a premiar a sus bicicletas con su merecido descanso. ¡Ahora bien, nuestros estómagos van a ser recompensados, sí o sí! ¡En algo se tendrá que notar que estaremos de vacaciones!

Joan dice que se lleva su bici a S'Agaró, Alberto se la llevará a Sitges, Xavi se la lleva a Miami para entrenar con Ramón, Andrés comenta que hará los "deberes" en agosto y los "machos alfa" Jordi, Toni y Tomás, aunque no dicen nada, seguro que no van a descolgarse...¡José Luis, Cuñao, Agus: septiembre será terrible! En fin, que no hay paz ni relax posible y que las pretemporadas ciclistas, en nuestro grupo, son inexistentes. Se trata de empalmar una temporada con la otra. ¡Dejar el cuerpo descansar.....!

Yendo a la salida de hoy, nos hemos reunido Antonio, Xavi, Alberto y Tomás para hacer la última salida antes del verano. Poca gente. Y es que la gran mayoría está, física o mentalmente, de vacaciones ciclistas, aunque nos hemos acordado de todos y todos nos hemos despedido o bien desde el foro de comentarios o bien con un buen almuerzo en el Casal de L'Avenc de Esplugues.


Los bocatas del Casal de Esplugues: ¡de escándalo, como los del Depor!

Hemos hecho Can Borrell, propuesto por Antonio, y la ruta ha sido: RENFE-Can Carbonell-Tenis Sant Gervasi-Containers Can Cuiàs-Pista de L'Espinagosa-Vallvidrera-Trialera subida de la torre de Collserola-Coll de la Vinassa (bancos verdes)-Sendero de bajada de la izquierda a Can Cortès-Media trialera del Viaducto de Can Ribes-Sant Medir-Pista PRC a Font Groga-Vista Rica-Sendero de las raíces-Carretera Arrabassada-Carretera Vallvidrera-Vivers de Can Borni-Trialera de las raíces-Carretera de les Aigües-Plaça Mireia-Esplugues-RENFE. En total 37,3 km a 15,1 km/h y 1.014 metros de desnivel positivo acumulado.

Un día fantástico, a primera hora, con el cielo cubierto, aunque sin amenazar lluvia en ningún momento, lo que ha hecho la salida agradable, sin mucho calor. Buen ritmo en todo momento, en la subida por la pista del tenis, con Tomás y yo mismo marcando el ritmo y Xavi, a pesar de ir sufriendo con sus problemas en el cuello y la rodilla, aguantando como un campeón.

La pista de la Espinagosa sirvió para recuperar un poco y la trialera de la torre de Collserola la superamos sin problema -aunque Xavi se quejaba un poco de la rodilla: ¡cuídala, compañero y no te pases en el "stage" con la "máquina"!- ya que la han limpiado de árboles caídos y, en la parte final, la han ampliado, con lo que nos permite trazar mejor sin recurrir a detalles "técnicos" de los que carezco. ¡Bien hecho, conservadores del Parc!

Para animar un poco a Tomás -¡un día de éstos, en una trialera, te tenemos que recoger en brazos, compañero, de lo rápido que bajas!- decido hacer la mitad de la trialera del Viaducto, que estaba impecable, aunque, eso sí, la bajamos con mucha tranquilidad. ¡No era plan darse un mamporro importante a pocos días de iniciar las vacaciones; ya habrá tiempo de "lanzarse" en otras ocasiones! Eso sí, la segunda mitad de la misma, la reservamos para más adelante, ya que es muy complicada y peligrosa...

Tras llegar a Sant Medir, bajando por Can Gener, subimos la pista del PRC-38, que tantas veces hemos hecho, sobretodo en las Pedaladas de la Guardia Urbana y las de Collserola-Nou Barris y, sorprendiendo a propios y extraños, Antonio se marcó una gran subida con los demás a rueda. ¡No nos dejó hacerle ni un relevo para que descansase un poco! Y eso que su bicicleta, según todos, debería tener ya una fecha de caducidad......




La bici de Antonio: ¡una "cabra" endurera del año de la Picó!

Llegada a Vista Rica que, para "culturilla" vuestra, he de decir que está, precisamente, en el llamado Coll de L'Erola (de ahí el nombre que tiene nuestro querido parque: Collserola) donde, al empezar la trialera de subida de las raíces, a Antonio, al cambiar tarde de plato, se le salta la cadena y tenemos que parar para troncharla y colocarla en su sitio. Hablando de su bici, nos enteramos que tiene 15 años y.....¡¡no le ha cambiado la cadena ni ha revisado la horquilla ni una sola vez!! ¡Ostras, compañero, hago yo eso y me cargo la "cabra"! En fin, lo dicho, que tu bici tiene fecha de caducidad. Dásela a tu hija o haz caso a la recomendación de Xavi para sacarle "jugo laboral" a la misma, je, je.

Con el problema de la bici de Antonio, tenemos que acortar la ruta para algarabía de Xavi y nos decantamos por la bajada de los Vivers de Can Borni y la trialera de las raíces, para subir la Guinda (o sea la subida por asfalto a la torre de Sant Pere Màrtir), pero un inoportuno pinchazo de Tomàs, anula la subida final.


Tomás, feliz tras ¡¡su primer pinchazo!!

En fin, toca carretera de les Aigües y como Xavi va "tocado" y Antonio y Tomàs desanimados tras sus problemas mecánicos, hacemos la carretera de les Aigües tranquilos, mirando el paisaje y otras cosas....¡¡No, ya sabía yo que no iba a haber paz!! Xavi empieza a meter piñones, más piñones y, finalmente, el plato grande. ¿Pero no estabas "tocado", compañero? El caso es que, tras descolgar a Antonio, Tomàs, él y yo nos pusimos a 32 km/h para "rematar" la faena...¡Uf!

Menos mal que nos estaba esperando Joan en el Casal de Esplugues. Bajamos Plaça Mireia -Tomás: antes me preguntaste la velocidad en la bajada. A mí la máxima me marcó ¡64,1 km/h! Luego, ¡imagina a qué velocidad iríais Xavi y tú que estábais delante mío!- y, tras entrar en Esplugues, nos vamos directos al Casal ya que habíamos quedado con Joan a las 10:00h. Llegamos. ¿Y Joan? ¡Xavi, llámale, igual está bajando el Mortirolo! Le llama. Le contesta con voz tibia. ¡Ostras, sí que le cuesta la salida de hoy que casi no puede hablar! El caso es que Joan salía por su cuenta ya que llevaba un tiempo sin coger la "cabra". ¡¡¡Noooo, estaba "sobando"!!! Encima, llegando al Casal, nos dice, el muy "bribón", que ha venido andando -suele venir en moto desde su casa- para abrir el apetito. ¡Y nosotros, en Can Borrell, para abrir el nuestro!

Almorzamos, muy a gusto, comentamos las vacaciones de unos y otros y, por deseo de todos ellos, os transmito al resto de la Penya y a los que nos leéis de vez en cuando unas felices vacaciones ¿¡ciclistas!? O las vacaciones que queráis. ¡Hasta la vuelta!

sábado, 18 de julio de 2009

La Penya BTT Canigó en....¡bici de carretera!

Y más de una grupeta de carretera, pero de verdad, habrán hecho algún que otro comentario sarcástico cuando nos han visto, con nuestro maillot de la Penya (salvo el "traidor" de José Luis....¡traidor, no! Es verdad, perdona, compañero, llevabas el maillot amarillo de líder, claro...¡Qué bribón!), yendo en unas bicis de carretera. Me imagino el comentario : "Pero, ¿a dónde van estos "globeros"?". Pero, eso ha sido precisamente lo que hemos hecho hoy Emili, José Luis, Jorge y Alberto.



El grupo de bici de carretera de la Penya BTT Canigó: Emili, José Luis, Jorge y Alberto en Ullastrell

A las 07:15h hemos salido de la RENFE, tras charlar brevemente con Jordi y Tomás, que salían con sus "cabras" a recoger a Rosendo. Ya nos diréis que habéis hecho hoy, aunque si Tomás nos llamaba por teléfono a las 09:30h, ¡imaginaos lo que han hecho y a qué ritmo! ¡Estos "machos alfa"! Hemos recogido a José Luis en Esplugues y nos hemos lanzado al asfalto con nuestras Orbea (José Luis), Pinarello (Jorge), Trek Madone (Alberto) y la no menos magnífica Vitus de Emili, dando ese toque "antiguo" al grupo, pero sin desmerecer, ya que es una gran bici (yo mismo hice la Barcelona-Sitges 2007 con una idéntica a la misma).

El recorrido ha sido: RENFE-Carretera Esplugues-Sant Feliu-Molins de Rei-Pallejà-Martorell-Carretera de las Carpas a Olesa de Montserrat-Subida a Santa Maria de Villalba-Ullastrell-Castellbisbal-Martorell-Molins de Rei-Sant Feliu-Sant Just-RENFE. En total 62,9 km a 24,1 km/h y 920 metros de desnivel positivo acumulado.


La verdad es que la ruta no es muy dura, pero el ritmo, sobre todo desde la subida a Ullastrell hasta el final, ha sido tremendo. La media no es significativa de la salida ya que, casi hasta Martorell hemos ido "calentando", charlando con un grupo de "seatas" amigos de Jorge con los que coincidimos, con un pinchazo de Emili, con charla larga, etc.



José Luis coronando la subida a Ullastrell, en la entrada al pueblo

En fin, ritmo tranquilo pasando por los diferentes pueblos, hasta llegar a la carretera de Olesa (la de las Carpas) para, tras unos tres kilómetros, coger el desvío para iniciar una subida de unos ocho kilómetros, con algún descansillo, muy tendida, hacia Ullastrell. Gran subida mía y de Emili (¡no estás mal, compañero!) con Jorge reservándose para luego y José Luis un poquito atrás, pero muy poco, "sufriendo", aunque en este vídeo que os pongo no lo parezca...¡y me gane al sprint llegando al pueblo! ¡No te quejarás, compañero, que te dejé pasar para lucirte! Me debes una cerveza, je, je.
video
Pero, ese sufrimiento valió la pena ya que, tras hacernos la foto de rigor en Ullastrell y tras un par de "toboganes", nos lanzamos a tumba abierta hacia Castellbisbal, por una carretera sin coches, ancha y de pocas curvas (¡buena elección de ruta por parte de Jorge!), donde José Luis disfrutó como un "enano". ¡Qué pasada de bajada, chavales! Según mi GPS, hicimos varios "picos" de ¡¡¡más de 60 km/h!!!

Tras la bajada, como siempre cuando se acaba la ruta y ya iniciando el regreso desde Martorell, Jorge nos pega uno de sus "hachazos" y yo, tras él, a sufrirlo. ¡Uf, creo que la media del regreso fue de más de 30 km/h! ¡Gran ritmo!.....Y, para acabar, ya en Esplugues, ¡un buen almuerzo! Hay que repetirlo, José Luis, ya que es un lugar intermedio muy bueno para el grupo -al menos en verano-, justo al lado de la carretera de Esplugues, en una plaza con una gran terraza. Y, el bocata de tortilla con jamón que me comí estaba extraordinario y no desmerecía a los del Depor.

Y, por supuesto, repetiremos algún día con la bici de rueda fina. ¡Tampoco viene mal desconectar de la BTT en algún momento de la temporada! ¡Gran salida y grandes compañeros de ruta he tenido el día de hoy!

miércoles, 15 de julio de 2009

Reto para los "machos alfa"....¡y Natacha!

Parece que Natacha gana nuestro concurso -¡claro está, si solo concursa una....!- y nuestro reto para ella consistirá en........¡que lo decida la Penya! Yo, de momento, me limito a lanzar un reto a los "machos alfa" de la misma, ya que, hasta que no me ponga en forma, me quedo en "medio macho alfa".

Y es que, ayer, por la noche -que es cuando mejor se pedalea en este verano raro que tenemos-, en mi salida semanal -¡a ver si se apunta alguien, que me aburro!- no se me ocurrió otra cosa -no sé por qué- que venirme a la mente la famosa frase que un día lanzó nuestro compañero Andrés, a propósito de una ruta que hicimos, allá por el lejano año 2.003: "Las tres marías y el santo".



El "santo". ¡Las tres "marías" fueron antes!

¿Y eso qué es? Andrés se refería a nuestra ruta más dura de los domingos y que hace mucho tiempo que hemos abandonado: Poni Club+Sargantana+Can Pasqual para rematar con el Matamachos. Y, por ello, mientras iba pensando en la ruta que hacer, y al venirme a la cabeza la famosa frase de nuestro Andrés, me dije: "Vamos a hacer algo parecido y, luego, les lanzo el reto a los "machos alfa" de la Penya". Y en ello me puse.

He aquí el recorrido "rompepiernas": RENFE-Carretera Esplugues-Institut Sant Just-Sendero de Can Ristol (pasado Mas Coscoll)-Penya del Moro-Medio Poni Club-Bajada Mortirolo-Torre del Bisbe-Sargantana-Sendero fácil de la central eléctrica-Santa Creu d'Olorda-Turó d'Olorda-Gran Cañón-Santa Creu d'Olorda-Carretera de Molins-Containers Can Pasqual-Turó de Can Pasqual-Can Castellví (casa rosa)-Can Llevallol-Pista de la Espinagosa-Turó d'en Cors-Matamachos-Plaça Mireia-Can Clota- RENFE. En total 35,2 km a 14,8 km/h y 1.259 metros de desnivel positivo acumulado. Un palizón, sobre todo por el desnivel y la forma de trabajarlo



¿Y en qué consiste el reto? Esta ruta la hacemos todos, por muy mal que estemos, aunque, realmente, es dura. Yo me atreví ayer a hacerla ya que llevaba dos días de descanso y eso siempre motiva un poco. Pues el reto es: ¡al loro, Jordi, Toni, Rosendo y quién se atreva! -no pretendo ni "fardar" ni nada; sólo motivar a hacer cosas-, ¡hay que hacer toda la ruta con el plato mediano! Eso sí, debo reconocer que, a falta de unos 40 metros para acabar el Matamachos, tuve que poner el pequeño...

Ahí está el reto: ¿será este domingo? ¿Tendré que borrar a alguien del grupo de los "machos alfa"? ¿Será Natacha capaz de ganar el suyo? En fin, cada loco con su tema, pero ahí está el mío....

Y para "calentaros" la cabeza con los números (¡qué pesado soy con los números!), os pongo las subidas que tenéis que hacer junto a sus datos. ¡Hala, machotes, que no es nada!

Primer puerto: Penya del Moro (desde el sendero de Can Ristol) hasta el final del Poni Club - 2,7 km al 6,4% de desnivel medio



Segundo puerto: Sargantana desde la Torre del Bisbe: 2 km al ¡¡9,7%!! de desnivel medio


Tercer puerto: Creu d'Olorda desde la cadena tras el merendero: 1,2 km al 8,7% de desnivel medio



Cuarto puerto: Turó de Can Pasqual desde el merendero de la Creu d'Olorda: 2,2 km al 6,2% de desnivel medio


Quinto y última subida -más que puerto-: Matamachos: 400 metros al ¡¡¡13,7%!!! de desnivel medio



No cabe duda que fue una ruta dura, pero he de decir que, por supuesto, ayuda a recuperar un poco, antes de la Sargantana, la bajada del Mortirolo y, el Matamachos lo haces recuperado, viniendo de la bajada de los "okupas" al revés, aunque hice la pista de la Espinagosa a buen ritmo. Pues bien, entre ello y que sales de día y llegas de noche, por un lado y que la temperatura -incluso chispeó un rato- fue realmente agradable, me lo pasé muy bien recordando "viejos tiempos" y superando un reto que tenía pendiente: hacerlo todo con el plato mediano. Y, claro, ya arriba, en Sant Pere Màrtir, tuve que parar un rato para tener mi "premio": una magnífica vista de la Vall del Llobregat, con Hospitalet, Esplugues, etc, totalmente iluminado. ¡Gran foto!


Foto de la Vall del Llobregat desde el "santo".

Bueno, acabo. A ver que sale de este reto, que seguro que haréis todos, aunque sea por amor propio, je, je. Ya queda poco para vacaciones y espero que, este o el próximo domingo, nos podamos despedir con el último almuerzo.

domingo, 12 de julio de 2009

Trialeras a gogó

Por lo que me cuenta Andrés en la crónica que me envía, y que ha sido la base de este "post", hoy ha tocado trialeras y más trialeras. ¡Menos mal que no he ido! Estoy un poco torpe con ellas de tanto hacer pista y carretera, pero es verdad que te diviertes con ellas y no pierdes el contacto con la parte técnica de la BTT.

Pero, antes de iniciar el relato, y en homenaje al cronista de hoy, os pongo un magnífico "collage" sobre las actividades ciclistas de este grupo, realizado por el propio Andrés. Pero....¡qué es esto! Andrés, compañero, ¡en este "collage" no hay nadie montado en una bici! Pensad que, de verdad, a veces, pedaleamos, ¡que conste!.....



Salieron, junto a Andrés, Carlos, Jorge, Toni, Antonio y Rosendo. Os pongo el perfil que me envía, pero con el error de la velocidad media, ya que no paró el cuenta hasta llegar a casa. Y, claro, está sumado el tiempo de la parada del almuerzo, ¡pero debió ser una media terrible, ya que Carlos me comenta que, ya llegando al final del sendero de Sant Pere, optó por "tirarse al suelo" del pajarón que llevaba, aunque, claro, hay que decir que se "cascó" 53 km el día anterior! ¿Cómo se te ocurre salir con estos "máquinas" un día después?

La ruta se inició, tras reunión en la RENFE y en Sant Just, en la entrada al Parc por Can Coscoll, para coger la trialera del bosquecillo de bajada hasta llegar a la Ermita de la Salut, que yo hice el sábado y que, en su parte final, se ha convertido en una auténtica trialera, debido a los trabajos de limpieza del "huracán" que hubo en primavera, con una parte con varios saltos de raíces que se deben hacer con mucho cuidado.







Se tomó la subida por Can Marc hacia la pista de Castellciuró, para coger el sendero de la bañera del Cuñao y que pasa por dentro de la finca de Can Bofill. ¡Faltan fotos de esa bañera! ¡Hay que hacerlas algún día! Tras llegar a la pista que sube al merendero de la Creu d’Olorda, se cruzó la misma para enlazar con la bajada hacia Sant Bartomeu de la Quadra, pero sin llegar a ella, ya que, al llegar a Can Tintorer subieron a Can Portell por la pista de Can Ribes -¡tremenda, con varios picos del 20% y que alguna vez he hecho en solitario!- para entrar posteriormente en la pista hacia Santa Creu d'Olorda. ¡Buen palizón de entrada!


Bajada por carretera para entrar en la trialera "fácil" de la central eléctrica, pero abandonándola para llegar a la misma central. Tramo de 200 metros por la carretera de Molins para bajar por la pista de los escalones y, en medio de ella, coger la trialera -que hemos hecho muchas veces en dirección opuesta- que te lleva hacia el Mortirolo y que Andrés me comenta que, en ella, "casi se mata". Realmente difícil dicha trialera y más haciéndola de bajada.


Medio Mortirolo, bajada hacia la Penya del Moro y ¡medio Poni Club de subida! ¡Sí, Andrés, ya veo que los "machos alfa" te pusieron las pilas! Antes de llegar a la carretera, enlace con el sendero-trialera paralelo a la carretera hasta Can Cuiàs. De allí, bajada por Can Fatjo, pero, ¡de nuevo!, otro sendero-trialera. En este caso, archiconocido por nosotros y, sin duda, el más largo de toda la zona de la Vall de Sant Just -el más largo de toda Collserola es el de Sant Vicenç del Bosc, cerca de Sant Cugat-: el de Can Cuiàs a Sant Pere Màrtir, con sus curvas en forma de semi-bañera, difícil y muy técnico.


Al llegar al final del mismo, ya en Plaça Mireia, me imagino que hubo gran almuerzo y comentarios de todo tipo sobre las habilidades de cada uno en semejante recorrido. Aparte de ello, ¿se habló de nuestro concurso? ¿Creéis que el Cuñao es el merecedor del premio? ¿O nuestra querida Natacha se lo va a llevar? ¿Decidísteis el premio? ¿Será en metálico o en especie?


Después, y para quedar en consonancia con la salida, en vez de bajar a 60 por hora por la carretera hacia Hospitalet, ¡bajada por el sendero paralelo, cómo no! Eso sí, en palabras de Andrés, al menos, llegásteis a "la civilización" sanos y salvos.

viernes, 10 de julio de 2009

Tour de Francia en Barcelona

Hacía más de 40 años que no pasaba el Tour por Barcelona y había que aprovecharlo. Así que, subido en mi Trek Madone, fui a ver lo que se "cuece" en un evento tan importante.





Ambientazo en la avenida María Cristina, en la zona de salida, a pesar de que chispeaba ligeramente. En la foto de abajo, hecha por Jorge, el gran Carlos Sastre.

Llego a Plaça Espanya a las 09:30h. El ambiente es increíble, con toda la caravana de la organización y de los equipos ya preparada -iba a salir a las 09:50h- y me hago la foto de rigor.



Alberto en la salida de la etapa del Tour desde Barcelona a Ordino

De allí, subiendo las escaleras mecánicas, veo el "village" por fuera, ya que se tenía que pagar para acceder. Casi toda la escalinata delante del Palacio de María Cristina estaba ocupado por el Tour. Todos con sus compras y recuerdos de un día único -¿cuándo volverá el Tour aquí?- y muchos VIP,s en la zona. Veo al alcalde y a varios políticos.

Bajo por las escaleras mecánicas del lado opuesto y, en vista de que no encuentro ningún puesto de "Livestrong", decido comprarme algo del Tour. ¡Ostras, un "maillot" amarillo reglamentario muy guapo! ¿Precio? ¡¡¡85€!!! ¡Ni de coña me lo compro! ¡Un paraviento chubasquero, envuelto en forma de bola, muy útil para las salidas! ¿Precio? ¡¡¡90€!!! "Es que es de termonosequé" me dice el vendedor. "¡Sí, eso mismo!" le digo yo. Al final, claro está, me compro la camiseta de rigor del Tour de este año, que con 20€ del "ala" ya tienen bastante.

¡Sin comentarios! Si en vez de 85€, ponen de precio 50€ -por decir algo- habrían vendido el doble de "maillots" y habríamos salido ganando todos. Pero, ¡el Tour es el Tour!, que dirían los franceses.

Con las compras, se me ha hecho tarde. ¡Apa, rápido hacia la Arrabassada! El centro de la ciudad, colapsado. Parece mentira que la gente no lea las noticias, aunque sean por Internet. Yo, ¡de coña por los carriles bus y bici! Aunque no lo recomiendo, claro. Es mejor hacerte tus rutas por sitios menos peligrosos.

El caso es que debo subir por Vía Augusta y, tras rodear el anillo de Vallvidrera, subo por la carretera de la misma hasta Vallvidrera y, después de coronar el Tibidado, me dirijo al cruce de la misma con la carretera de la Arrabassada, por donde pasará la etapa reina hacia Ordino. Llego a las 10:40h. ¡Perfecto, ya que la carrera salía desde Plaça Espanya a las 10:50h!


El paso de la caravana del Tour en el cruce de la carretera de la Arrabassada con la carretera de Vallvidrera al Tibidabo. ¡Ambiente ciclista!

En la espera me encuentro con Ernest, antiguo componente de la Penya, y charlamos un rato hasta que cada uno toma posiciones para hacer fotos o, en mi caso, para haceros este vídeo que será un recuerdo imborrable del paso de la mejor carrera por etapas, por nuestra ciudad condal.

video


¡Tremendo el ritmo que llevaban! ¿No opinaís lo mismo? El caso es que la "tachuelita" de la Arrabassada -yo estaba grabando en el punto en que se inicia la bajada hacia Sant Cugat del Vallès- ya dejó huella en el pelotón que pasó en dos grupos y con varios rezagados "chupando" rueda a sus coches de equipo -¡algún espectador les gritaba "trampa, trampa"!-.




Uno de los rezagados nada más empezar la etapa. ¡Si en solo 4 km ya iban así, imaginaos la "minutada" que nos habrían metido a nosotros!

Nada más pasar el grueso de los coches que cerraban la caravana, varios ciclistas -entre ellos un servidor- aprovechamos y empezamos la bajada a Sant Cugat-. ¡Qué gozada, la carretera entera para nosotros solos! Alguno se puso a más de 70 km/h..... Yo, ya sabéis, soy más prudente. De hecho, abandoné rápido la carretera para ir por Can Cortés y bajar por Les Planes para coger la carretera de Vallvidrera, cerca de Can Balasc, subir al pueblo y tras bajar a la Ronda de Dalt, "rematar" la faena con una subida a Plaça Mireia, con lo que pude completar un buen entreno, además de disfrutar de la increíble "marcha" que llevaban los profesionales. ¡Gran día de ciclismo y lástima que ningún compañero de la Penya pudiese acompañarme!

lunes, 6 de julio de 2009

Octava nocturna de la Penya: ¡Este año, nudista!

¿Una nocturna en "pelotas"? ¿Quiere decir que algunos se quedaron sin dinero? ¿Quiere decir que a alguien se le vieron sus carencias físicas sobre la "cabra"? ¿O tal vez que descubrimos algun secreto inconfesable de un ciclista "caniguense"? ¡No, no es eso! Esta vez, en solidaridad con la reciente pedalada nudista de nuestros amigos "okupas" de Can Pasqual, es una descripción literal de la palabra: ¡la Penya se quedó en "pelotas"! ¡O "pelota picada", como queráis llamarlo!

Y es que una nocturna de la Penya siempre tiene su novedad. Los primeros años eran novedades ciclistas tales como salir sin luces, hacer el sendero más peligroso donde no veías ni tu propi bici, etc. Otros años, ya cansados de darnos tortazos contra cadenas -algunos "revolcones" fueron realmente espectaculares-, árboles o salirnos fuera de la pista, era volver a casa, tras la cena y sus consiguientes efluvios etílicos, ¡subiendo el Mortirolo! Y, finalmente, tras decidir que ya sudábamos bastante en nuestros entrenos y salidas dominicales, introduciendo novedades de todo tipo. Pero, ¡faltaba la última vuelta de tuerca!

Salimos desde la RENFE, para hacer una ruta de no sé cuantos kilómetros y no sé qué velocidad media para unos cuantos metros de desnivel positivo acumulado, José Luis, Alberto, Antonio, Carlos, Jorge, Xavi, Emili, Angel, Andrés, Agus, Jordi, Toni, Tomás y Xavi2, a los que se unió Joan en Sant Just. 15 personas a la búsqueda y captura de manjares collserolanos. Solo lamentar y mucho que nuestro Cuñao no haya podido venir ya que, al parecer, estando en la playa, perdió su cartera. ¡Otro día será, chato! Esperamos se te haya pasado el cabreo y ya hayas tramitado el papeleo. A ver si nos vemos...


La Penya en la carretera de Esplugues camino de Sant Just

Nuestra ruta es, ya, la que casi siempre hacemos en nuestras últimas nocturnas: subida por el Tenis, fotos de rigor (¡¡y qué fotos!!) en los containers de Can Cuiàs, "okupas" al revés, containers de Can Pasqual, bajada por carretera de Molins hasta el Coll de les Torres y bajada del Mortirolo hasta La Salut de Sant Feliu, donde nos esperaba la gran cena, en vista de que no cazamos jabalí alguno.

Buen ambiente, como siempre, y sin duda, el más relajado de todo el año, que, de vez en cuando, nos merecemos. Y esta vez, con Jordi y el resto de "máquinas" de la Penya, tranquilitos por un día; es decir, que no nos llevaron a "matacaballo". La mejor prueba, sin duda, este pequeño vídeo hecho cuando circulábamos por la carretera de Esplugues.


video

Tras recoger a Joan, más fotos, con Jordi y un servidor haciendo de fotógrafos, subiendo por la pista del Tenis agrupados con risas y bromas de todo tipo, hasta que, llegando a las rampas más duras, decidimos concentrarnos un poco en ellas aunque pensando ya en la cena. Yo, al menos, no estoy acostumbrado a cenar tan tarde y, sólo de pensar en la botifarra y en el pica-pica de La Salut.....


Xavi2, Emili y Andrés subiendo la pista del Tenis Sant Gervasi



Alberto, Agus y Toni llegando a la carretera de Molins a Vallvidrera



José Luis, Angel y Toni en la pista del tenis

Reagrupamiento en los containers de Can Cuiàs y nos hacemos las fotos de rigor. ¡Hacía tiempo que 15 componentes de la Penya no se reunían en una salida! ¡Fantástico! Hacemos una, dos fotos por si acaso.. "¿Qué? ¿nos vamos, no?", dice alguien. "¡No hemos hecho todas las fotos!", dice otro. "¡En "pelotas"! ¡Falta una foto en "pelotas"!", dice un tercero. "Hay que hacer un álbum para recaudar fondos", dice alguien más. "¡Vale, vale!", dice al final casi todo el mundo a la vez. Total que......., ¡mejor las miraís! ¡Y que nadie se asuste! ¡Son solo una fotos "inocentes"! ¡Ah, e id preparando nuestros admiradores/as la donación de 5€ que os pediremos por cada "descarga" y unos 10€ por el album!



Reagrupamiento en Can Cuiàs. ¡Alguien ya estaba "maquinando" algo!



Foto en Can Cuiàs: ¡Por fin puedo cambiar la foto de inicio del "blog"!

Y para que veáis que no somos "peseteros" -perdón, será "eureros"-, os organizamos el I CONCURSO "PENYA BTT CANIGO", con las siguientes bases: Si alguno/a adivina, al menos, los propietarios de tres de estos tejidos adiposos que aquí se exponen y los propietarios de tres de estos magníficos cascos de bici, será recompensado/a con.......(eso ya lo pensaremos, en función de si es masculino o femenino el/la o los/las acertantes). He tenido que "tapar" los cascos, claro, había demasiadas pistas, je, je....




El 1 es...., el 2 es...., el 3 es.....¡¡ya podéis ir votando!!




Por sus traseros los conoceréis..., ¡perdón!, por sus méritos quería decir.

¡Increíbles fotos! ¡Y eso que, todavía, no habíamos ido de cena! Si hubiésemos hecho las fotos después....... Y, después de las risas y fotos que nos hicimos en Can Cuiàs, empezamos ya con la ruta de noche. Luces en acción y hacia Can Pasqual. Bajada por carretera y, tras reagruparnos en el Coll de les Torres, bajada por el Mortirolo, ya clásica y fija, debido a que nos lleva, directamente, a La Salut. No hay que decir que, entre que es de noche y el polvo que se acumula en Collserola, ¡no se veía tres en un burro! Mejor no comparamos las velocidades con las que hacemos cuando es de día.

Al menos, llegamos sin novedad a la cena y, una vez allí, ambientazo, risas, comentarios e ideas sobre las extraordinarias fotos que nos habíamos hecho y buen rollo. No os quiero ni contar como fue el regreso. Solo sé que una maneta de freno se partió y alguien quiso seguir en línea recta por el descampado en vez de por la pista. ¿O hacemos otro concurso para adivinar quiénes fueron? ¡Otra nocturna más y van ocho!