lunes, 20 de septiembre de 2010

Haciendo Montseny por Collserola

Aquí estoy haciendo un "post" sobre una salida por Collserola. ¿Pero, no tenía que ser sobre el infernal Rat Penat? ¡Pues, no! El sábado amaneció con lluvia. Me dirigí a Castelldefels "de paisano" ya que tenía claro no participar con la lluvia que había caído y la que estaba cayendo en ese momento -cuando salí de Hospitalet apenas llovía, pero, ya llegando al Canal Olímpic, empezó a llover con más fuerza-. Aún así, pensé que algún "loco" intentaría "matarse" haciendo los toboganes de la Collada de Vallgrassa hacia la Plana Novella. Pero, con buen juicio, los organizadores de la marcha decidieron suspenderla ya que, además, el recorrido estaba lleno de fango y piedras. Lo dicho: ¡"pa verse matao"!

Y, claro está, con el "cabreo" decidí hacer un poco de "rodillo" en el gimnasio y, el domingo salir con la Penya. ¡Y, desde luego, me divertí más! La verdad es que no me veo -¡aunque quiero hacer y finalizar ese reto, por supuesto!- retorciéndome en el Rat Penat.

El domingo a las 7:30h nos citamos Jorge, Paco Koans -¡ya explicaré quién es este "nuevo" componente de la Penya!-, Alberto, Paco Sánchez y....¡¡Andrés!! No sé si está loco nuestro gran Andrés. Lo que sí demuestra es que está "loco" por subirse a la "cabra" y pedalear. ¡Andrés: esa costilla no va a soldarse nunca si sigues así! Pero, luego comentamos...
El recorrido de hoy fue el siguiente: RENFE-Can Clota-Carretera de Esplugues-Sant Just-Can Gelabert-Bosquecillo La Salut-Can Marc-Cementera-Pista Castellciuró-Sendero del Torrent de Can Ribes-Can Tintorer-Sant Bartomeu de la Quadra-Carretera a Can Castellví-Can Santoi-Can Campreciós-Pista de la Siberia o de la Font Furriola-Carretera de Molins hasta containers de Can Pasqual-Can Castellví (casa rosa)-Trialera de Mª José (¡ella no estaba; solo está cuando viene Xavi! ¿Por qué será?)-Font de Can Castellví-Containers Can Pasqual-Carretera Molins-Turó d'en Cors-Plaça Mireia-Can Clota-RENFE. En total, unos 45 km y 1.140 metros de desnivel positivo acumulado. ¡Gran tute!
Paco Koans -ex Paco Lapierre- tomó la jefatura de ruta del grupo. Grupo, por cierto, al que me sumé ya en Sant Just ya que las malditas válvulas finas de inflado de mis "tubeless", de vez en cuando, me dan la "lata". Esta vez, no había manera de desenroscar la trasera y, cuando llegué a RENFE, mis compañeros ya habían salido. ¡Calentón enorme ¿para cazarlos?! ¡No, que va, para adelantarlos! El caso es que subí por el Polideportivo de Les Planes para acortar distancias y llegar hasta ellos, mientras que el grupo subía por Can Clota. Resultado: ¡los adelanté sin querer! Menos mal que les llamé, sino ¡sigo esprintando hasta el Mortirolo para coger.....a nadie!

Y, tal y como he explicado anteriormente, al llegar a la zona de Can Gelabert, ya entrando en las primeras rampas de acceso por tierra a Collserola, dejamos atrás a Andrés. Esperamos cerca de la zona de Mas Lluhí, en Sant Feliu, donde siempre quedábamos el grupo de los miércoles con él, y, lógicamente, decide regresar a casa. Los primeros traqueteos por los baches e irregularidades del terreno empezaron a pasarle factura en forma de dolor intenso en la zona de la lesión. ¡Andrés, haznos caso! Cada vez que intentas volver a pedalear vas a ir empeorando el proceso de soldado de la fisura. ¡Paciencia y volverás más fuerte y con más ganas! ¡Animo y recupérate pronto!
El resto seguimos por el bosquecillo para, nada más salir, hacer el tremendo repecho de Can Marc hacia la cementera (con varios "picos" al 18%) y, a partir de ahí, coger la pista hacia Castellciuró. Hay que decir que el terreno, a pesar de la gran cantidad de agua caída, estaba muy bien, aunque, en algún tramo, la bici se "agarraba" al piso. Y, aparte del "eterno" charco del puente sobre la Rierada en Can Modolell, el resto del recorrido fue, prácticamente, sin agua donde remojarnos. Además, el día era extraordinario. No solo por la temperatura, sino por lo despejado del cielo. Desde Castellciuró se veía, perfectamente recortada en el horizonte, la silueta de Montserrat. ¡Ya llega mi mejor temperatura para salir en bici, con oxígeno limpio y, como dice bien mi amigo Carlos Prieto, con "olor a tierra mojada"!
Lo dicho: Ahora se llama Paco Koans
En Castellciuró hice una foto que explica lo de Paco Lapierre: su nueva montura es una MMR Koans, tal y como véis en la instantánea, con doble suspensión que, a mi juicio y viendo como bajó, luego, el sendero-trialera de la Vall de Sorgues, ha hecho que mejore su técnica bajando. ¡Ahora se convertirá en un "trialero" más de la Penya! De momento, le cambiamos el nombre. Ahora es Paco Koans. ¿Algún día nos dirás tu apellido?
El grupo, subiendo por la pista de Castellciuró a Santa Creu d'Olorda
Tras la foto, subimos por la pista hacia Santa Creu d'Olorda -¡hace tiempo que no la hacemos, Penya, con esas cuestas del 17% continuas!-, pero, a la altura del cruce con las pistas hacia Can Tintorer y hacia la "bañera del Cuñao" (Oratori de Sant Jordi), decidió nuestro jefe de ruta, a pesar del riesgo por lo húmedo del terreno, meternos en el sendero-trialera de la Vall de Sorgues hacia el Torrent de Can Ribes, que ya nos enseñó Jorge en una salida muy recordada por la Penya -¡éramos casi 20 "caniguenses" en la misma, con los "veteranos" en la misma! ¿Dónde os habéis metido?-, un magnífico modo de, por mi parte, "recordar", a pequeña escala, los estupendos senderos del Montseny que hicimos el sábado pasado con Carlos Prieto. ¡A pequeña escala pero no muy diferentes! Y, además, con la magnífica temperatura que hacía, unido al hecho de que el sendero estaba en buenas condiciones, hizo que lo disfrutásemos. Ahí os pongo unas fotos y un pequeño vídeo -¡pequeño, sin duda!- de la zona. ¡Altamente recomendable!
De arriba a abajo: Paco Sánchez, Jorge, Paco Koans y Alberto en diferentes tramos del sendero del Torrent de Can Ribes
Tras salir del sendero, nos dirigimos hacia Sant Bartomeu y, tras bajar por la carretera de Vallpineda, pasamos por Can Castellví -¡qué recuerdos, también, de las salidas por la Rierada!- y, tras recorrer la pista paralela de las "casas colgantes" sobre la Rierada, pasamos el puente de Can Modolell para hacer la subida de la Siberia. Paco Koans y yo, por supuesto, a gran ritmo, mientras, por detrás, Jorge y Paco Sánchez iban a su ritmo. Jorge, recuperando poco a poco, el ritmo tras el verano que se ha pegado -¡ese agosto de relax ciclista!- a base de kilómetros -luego haría 75 km en total- para poder acabar decentemente la Selenika que, creo, hará con Carlos y Quique -no sé si alguien más la hace-.
video
¡Un poco pequeño, el vídeo! En la zona final del Torrent de Can Ribes.
Nos reunimos en la carretera y, tras la subida a Santa Creu, se nos "pican", en la bajada, un grupo de "btteros" que habíamos pasado casi sin querer. No cabe duda que entre Jorge, Paco Koans y un servidor los pusimos en su sitio en la subida final hasta los containers de Can Pasqual. ¡Gran sprint, por cierto, recordando "viejos sprints" con Xavi, Andrés o Albert, que nos hicimos Paco Koans y yo en la cima de Can Pascual! ¡Seguimos siendo como niños, ja, ja!
Tomamos la pista hacia la trialera de Mª José -hoy, eso sí, en malas condiciones- y, haciendo los toboganes hacia Can Llevallol, nos encontramos con Emili y Albert, que habían salido más tarde. ¡Reencuentro con Albert tras el verano! Paco Koans se despide ya que iba justo de tiempo y los demás decidimos dar media vuelta y acompañarlos hasta Can Pasqual para finalizar la ruta con ellos.
Pero, allí no acabaron las sorpresas. Ya bajando desde el Turó d'en Cors, donde se despidió Jorge para hacer sus 30 kilómetros más, nos encontramos a....¡¡Isi!! ¡Sí, sí, era él! ¡Entrenando en secreto y honrándonos con el "maillot" de la Penya! ¡Ya podemos ir temblando cuando regrese con nosotros! ¡La primera hora de ruta promete ser infernal! Ni que decir que la alegría de los "veteranos" de la Penya -Emili, Albert y Alberto- estaba más que justificada recordando viejos tiempos con Isi. Una abraçada i que tornis aviat!!
El resto de la ruta no tiene más comentarios. Aprovechamos la bajada para hablar de todo un poco ya que, debido a la duración de la ruta, no teníamos previsto almorzar. ¡Gran pecado que no debemos volver a cometer! Ese almuerzo, aunque sea solo media hora, no hay que perderlo como un "componente" más de nuestras salidas. En fin....
Aparte de eso, el que escribe, hoy, ha tenido ¡otro reencuentro! Me he encontrado con nuestro "máquina", Ramonet, en L'Illa. ¡Está igual que siempre! Eso sí, de momento, ha cambiado de deporte: ahora practica la natación. Al parecer, le harán una operación en la espalda con cortisona para intentar paliar esa lesión en los discos vertebrales inferiores que le impiden pedalear. Aún así, me ha comentado que puede salir con la bici de carretera. ¡Y en eso hemos quedado! Ramón: ja ho saps. A la Penya n'hi ha molta gent amb la "fina" i, segur, que voldrien fer una sortida, al teu ritme, amb tu!! Ja diràs, "màquina"!! Ah! I una forta abraçada de part de tothom!!
Bueno, toca "post" largo. He de recordar que el próximo domingo es la gran Selenika, con sus 105 km de recorrido y, por otra parte, el día 03 de octubre es la clásica Sant Joan Despí-Montserrat a la que acudiremos, de momento, Toni y Alberto. Ya veremos si hay más.
Y termino, como no, en vista de los reencuentros de ayer y hoy, recordando a esos "veteranos" de la Penya que hace tiempo que no vemos: Xavi: ¡recupérate pronto!; Andrés: ¡ánimo, como te he dicho antes!; Ramón: ¡Toni y Jordi, todavía tiemblan de las palizas que les dabas!; Agus: ¿dónde te metes y que tal ha ido la Matagalls?; Cuñao: ya sé que no sales y que, de vez en cuando, nos envías algún correo, pero...¡cuenta algo en el "chat"!; Isi: te veremos pronto, ¿no?; Joan: ¿tienes síndrome postvacacional?; Pacatack: ¡no me creo que sigas en postoperatorio de la apendicitis! En fin, como decimos en Girona: Tots a la Penya que hi falta gent! ¡Eso, a ver si os vemos aunque solo sea almorzando!
Y el último apunte, que es breve pero de actualidad: ¡Seguiré yendo a pedalear por Collserola, sea lo que sea que vayan a denominarlo, mientras existan rieras que erosionen el suelo! ¿Me van a decir que yo erosiono con mi bicicleta -que, por cierto, no contamina ni con gases, ni lumínicamente y ni acústicamente- el parque cuando paso por lugares ya erosionados por el agua y por el viento? ¿Así pretenden incentivar el deporte en la gente joven que no tiene sitio en zonas urbanas para practicarlo? La respuesta está bastante clara; al menos, la nuestra....

5 comentarios:

jorgeherraez dijo...

Guapa la ruta y como bien dices, a ver si se nos curan la penya y las salidas de los domingos nos juntamos mas gente,buenos almuerzos y muchas risas.

Truji dijo...

Eso de los rodillos no puede ser muy bueno para la cabeza.

Cuando acabe de leer la entrada ya miraré de poner algo más...

Alberto Lázaro dijo...

¡Ja, ja, muy bueno, Truji! Ni éstos ni los "otros" rodillos son buenos... Realmente, la cabeza no va muy fina cuando haces rodillo: la bici no avanza, los paisajes son aburridos (salvo cuando pasa por delante algún elemento más vistoso) y sudas a mares. En fin.. En cuanto a la crónica: ¡qué le voy a hacer! Cuando tengo la semana solo me falta ponerme "lírico"... Un abrazo y mejorate de la rodilla

Mosquito Navarro dijo...

Sigue así Alberto, mantienes viva la llama del Blog con tus historias, fotos, vídeos...

Dios, me pongo melancólico, ¿porqué será?

Andres dijo...

tomare un batido de estaño para soldar pronto la dichosa costilla.